ANTHONNY GARCIA 14 de Marzo de 2016
Bajo la consigna “Obama deroga el decreto ya”, los trabajadores del Servicio Administrativo de Identificación, Migración y Extranjería (SAIME), se sumaron este sábado a la marcha contra el decreto del presidente de los Estados Unidos, que califica a Venezuela como “una amenaza inusual y extraordinaria” para la seguridad de su país.
SAIME marchó contra el decreto de Obama

Bajo la consigna “Obama deroga el decreto ya”, los trabajadores del Servicio Administrativo de Identificación, Migración y Extranjería (SAIME), se sumaron este sábado a la marcha contra el decreto del presidente de los Estados Unidos, que califica a Venezuela como “una amenaza inusual y extraordinaria” para la seguridad de su país.

Los servidores públicos recorrieron las avenidas Libertador y Universidad, pasando por Miraflores, hasta llegar a la plaza O’Leary, expresando que Venezuela no es una amenaza sino una esperanza.

Somos un territorio de paz

La directora del SAIME, Anabel Jiménez, se hizo presente en la concentración, declarando que los trabajadores del organismo siempre acompañarán al presidente de la República, Nicolás Maduro, repudiando esa conducta imperialista de Obama y de la derecha venezolana.

“Somos un país de esperanza, de solidaridad, no somos ni seremos nunca una amenaza. El pueblo no se rinde y lo demuestra en esta multitudinaria marea roja. El SAIME es una institución que se ha caracterizado por estar presente en estas actividades y continuaremos llevando el legado del Comandante Hugo Chávez”, dijo.

Desde hoy hasta el 14 de abril la Revolución  hará protestas contra la oposición y la injerencia gringa, por ello la fuerza trabajadora del SAIME, en apoyo al Gobierno nacional y al presidente constitucional, Nicolás Maduro, repudian las acciones y amenazas que ha efectuado el país norteamericano con el propósito de alterar la paz de los venezolanos.